mameguita

Club Rotario Cali Pance, celebrate 109 years of ROTARY INTERNATIONAL in a Catholic Church praying for the 1.200.000 Rotaries around the world.

Then they serve a Frijolada to friends and benefactors of the program “Becas Principios y Valores Líderes de Paz” of the University “Univalle”. Club Rotario Cali Pance pay their College at 55 boys and girls. February 23th we had a Birthday Cake to celebrate the 109 anniversary from Rotary International and the 18 anniversary from Club Rotario Cali Pance.

EL PODER DEL ELOGIO.

 

 

De los tantos mensajes que circulan en la red, en ocasiones se encuentra algo que nos llama poderosamente la atención. Es el caso de este, que invita a reflexionar sobre el poder que tiene una palabra amable, una felicitación hecha en el momento preciso, un reconocimiento por la labor desempeñada.

 

 

Sí, un reconocer las fortalezas y los valores de las personas que amamos y con las que convivimos, un reconocer los logros que se dan en las Instituciones de las que somos parte de, un reconocer el esfuerzo de nuestros dirigentes, un reconocer el trabajo de nuestros subordinados.

 

 

Siento como con gran facilidad señalamos nuestras inconformidades, lo nuestro lo minimizamos y alabamos y nos desbordamos exaltando lo ajeno.

 

 

Aquí transcribo algunas frases del mensaje:

 

…“Sólo se escuchan críticas. Las personas están cada vez más intolerantes y se desgastan dando valor a los defectos de los otros…”

 

“…La ausencia del elogio está cada vez más presente, esa ausencia ha afectado mucho a la familia y a la sociedad: el exceso de orgullo impide que las personas demuestren su admiración a sus semejantes.”

 

“Vamos a elogiar …Vamos a observar lo que nos gusta de las personas. Los elogios son la motivación en la vida de cualquier persona”.  

 

 

Elogia a alguien hoy ¡

 

Mamega

 

Mitos, creencias y tradiciones van de la mano de generación en generación y han sido “los mayores” como se les llama en el sur del país a nuestros abuelos, quienes han contado y recreado las viejas costumbres.

El Año Viejo me transporta a la niñez. Era costumbre popular hacer un muñeco (siempre hombre) con ropas viejas y relleno de papel periódico, paja y pólvora en general: totes, tronantes, petacas, busca niguas, etc.

Desde antes del 31 de Diciembre, se le colocaba en la puerta de la casa o en la esquina de la cuadra y a su alrededor se montaba una algarabía tremenda, porque los amigos que se habían reunido a fabricarlo, utilizaban toda clase de artimañas para conseguir dinero y así comprar la póvora para rellenarlo.

La principal atracción, era la “viuda llorona” que junto con las plañideras y los deudos del Año Viejo, sensibilizaban a los que pasaban por allí, pidiendoles una monedita para enterrar al difunto. Para completar el cuadro, el diablo y   “la pelona” acompañados por música (generalmente de tambores), se disputaban esa vida que se estaba extinguiendo.

Esta costumbre popular no se ha extinguido. Ha tenido algunas variaciones en el sentido de que la pólvora de fabricación artesanal, ha sido prohibida por las autoridades porque los materiales y especificaciones conque la fabrican pone en peligro la integridad de quienes la manipulan.

Otra causa es, que han proliferado los Años Viejos pequeños y con ellos la idea de sanar o limpiar la mente quemando en papelitos lo que nos trajo angustia, rabia o dolor. Esto ha hecho  que la tradición entre a las casas y cada persona o familia ha desarrollado su propio rito.

Sin embargo en el fondo, el sentido es el mismo. El objetivo de un ‘añoviejo’ es simple: “recoger las malas energías y las cosas que no salieron bien en el año, para luego ser quemados, dejando así limpio el año que comienza”.

Cabe anotar que en los barrios populares y en los pueblos pequeños, especialmente los del sur del país, la tradición se conserva intacta.

Desde hace muchos años también se hacen en las ciudades desfiles de carrozas y comparsas de Año Viejo, donde las figuras representan los acontecimientos o personajes que más se han destacado, ya sean buenos o malos, durante el año que despiden.

La opinión pública es indiferente. La muerte de inocentes no estremece. Los medios que “mueven masas”, no rechazan estos actos violentos, simplemente se remiten a dar la noticia, a leerla, a informar.
Somos intolerantes en cosas sin importancia,  pero  somos indolentes y toleramos los atentados y las masacres. Ya nada nos conmueve, ya nada nos asombra.
La época de violencia partidista es pálido reflejo ante la situación que hoy vivimos.

Conocí a los niños que fueron víctimas  del explosivo detonado en el baño de una escuela en Jambaló Cauca.
También tuve contacto con una niña de 13 años víctima de una bala perdida.
Por qué les cuento ésto? Porque la violencia que vive nuestra patria cada vez está más cerca de nosotros, las víctimas dejaron de ser noticia escrita o hablada y se conviertieron en seres de carne y hueso…se salieron de la T.V, se materializaron !!! Hacen presencia en nuestro día a día y sin embargo las ignoramos.

Sensibilicémonos, despertemos nuestra conciencia y pidamos al Ser Supremo el cambio de conciencia colectiva que nos hará libres.

@font-face { font-family: “Arial”; }@font-face { font-family: “Cambria”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 0.0001pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

Rompen, estallan… Salpican. Crestas y espuma… Burbujas.

Alegría, tristeza. Recuerdo y melancolía. Vida, muerte. Vienen y van.

Risa, llanto. Sombra y luz. Dulce y amargo.

Brillo, opaco. Penumbra y claridad. Caliente, frío. Van y vienen.

Amor, traición. Odio, ternura. Salado, simple.

Silencio, alboroto. Positivo y negativo. Agrio, dulzón. Vienen y van.

Orgullo y humildad. Seco, húmedo. Torpe, ágil.

Adulterio, fidelidad. Sitiar, liberar. Ofensa y respeto. Van y vienen.

Tranquilo, inquieto. Junto, separado. Alto y bajo.

Liso, crespo. Acusar y defender. Afirmar, Negar. Vienen y van.

Caricia, maltrato. Juventud, vejez. Adelante y atrás.

Bravo, calmado. Acoge y rechaza.  Huella, sin rastro. Van y vienen.

Vienen y van.  Inicio y fin.

Hablan de la vida,  del humano mutante e impredecible…

Susurran de la muerte.

Corría la voz de grupo en grupo: !!! es hora de hacer la calle de honor !!! La banda de la Fuerza Aérea Colombiana tocó las primeras notas de una marcha. Los niños de pre-primaria situados a lado y lado del camino, batían con energía papelitos blancos ovacionando a sus compañeros. A continuación los padres y los abuelos emocionados, hacíamos línea esperando que aparecieran nuestros amores.

Y se inició el desfile. Una a una pasaron esas caritas felices, llenas de esperanza y de interrogantes, dispuestos a abrazar el futuro y convertirse en “Ciudadanos del Mundo”: ávidos de conocimiento, respetuosos de la autoridad y de las normas, cuestionadores del autoritarismo y de la anarquía.

Los presentes llenamos el auditorio. Los niños se acomodaron en perfecto orden en el escenario. Vinieron los himnos de Colombia,  de Inglaterra, del Valle del Cauca y del CCB. Los pequeños cantaron con gran solemnidad nuestros himnos patrios y con gran fuerza el de su colegio.

Mi corazón no encontraba punto de equilibrio, se agitaba, se apagaba…la emoción me invadía… y en una plegaria salida desde el fondo de mi alma dí gracias a Dios y a la vida, por el privilegio de compartir con mi nieto y con sus padres, un momento tan importante e inolvidable de sus vidas.

También oré por todos esos chiquillos que culminaban su primer grado y dejaban con alegría y a la vez con nostalgia su sección de pre-primaria. Observaba a cada uno brillar con la luz de la inocencia y del optimismo… formaban una unidad de energía misteriosa que invadía el recinto y contagiaba a los asistentes de una esperanza singular hacia el futuro.

Los imaginé adolescentes sintiéndose audaces, pero conservando esa formación y esos principios que desde pequeños padres maestros y plantel están inculcando en sus corazones. Y de nuevo pedí a Dios que hiciera presencia viva en medio de nosotros y regalara a esos tesoritos nuestros un alma grande y un corazón generoso.

Tanto por las palabras de despedida de la Directora de pre-primaria, como por las de bienvenida de la Directora de primaria, no tengo la menor duda que estos niños están solidificando sus cimientos porque día a día el CCB hace énfasis en una educación integral, donde el conocimiento va de la mano de los principios y valores para formar triunfadores y líderes, orgullo de nuestras familias y nuestra ciudad.

Y llegó el momento más esperado de la ceremonia. Cada alumno recibió de sus profesores, el diploma que acreditaba la culminación satisfactoria de su first grade y un botón del colegio. Los aplausos iban y venían, la satisfacción y la alegría inundaban el salón.  Los teachers cantaron en su honor y los niños finalizaron cantando en las dos lenguas, inglés y español.

En el compartir que siguió…tuvimos oportunidad de abrazarnos, felicitarnos, tomar fotos y comer un refrigerio,  teniendo como espectáculo de fondo a los músicos de nuestra Escuela de Aviación.

Despues de una jornada inolvidable, quedamos plenos de recuerdos maravillosos.

Bienvenidas Voluntarias!!!!!

Somos Voluntarias… Hacemos nuestro trabajo por deseo, por espontánea voluntad, agregándole  ingredientes importantísimos como entrega, compromiso, calor humano, alegría y pasión.

Diariamente acrecentamos nuestra sensibilidad mitigando las aflicciones de nuestros hermanos. Diariamente aprendemos a amar, abriendo nuestro corazón a sus necesidades. Diariamente ganamos en sencillez, sirviéndolos con generosidad.

Día a día ganamos, porque al tener un sentido de vida más amplio, nuestros horizontes se expanden. Día a día ganamos porque valoramos nuestra fortuna. Día a día ganamos porque se enriquece nuestro espíritu y nuestra vida interior se hace más intensa.

Somos seres privilegiados, porque Dios nos ha brindado la oportunidad de servir a nuestros semejantes y El, en su infinita bondad premia nuestra labor.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 268 seguidores